6.17.2006

Montmartre 15-40

Aunque el cine más comercial generalmente busque sorprendernos con historias novedosas (sic), temáticas exóticas o innovadores efectos especiales; uno sabe, en el fondo, que las historias que nos cautivan son las más simples, porque son como la vida real. Digamos, por ejemplo, una historia de amor cualquiera, como la de Un Hombre y Una Mujer.

Ella trabaja de script en películas, él es un piloto de prueba de autos. Sus hijos que estudian en el mismo liceo, serán el pretexto para un encuentro casual y casi forzado. Pasarán de la conversación de ley al descubrimiento embelesado, luego a la ilusión y finalmente, al amor. No sin antes tener que enfrentar sus fantasmas y sus dudas, para quedar juntos por fin. Porque, para acierto de la cinta, la historia acaba cuando comienza, sin más porqués, sin más cómos.

Un Homme et Une Femme es una anécdota simple que se ve potenciada por el estilo de la narración: contemplativa pero nunca lenta, más cercana a adjetivos como "tierna" o "fresca", con actuaciones con sabor a improvisación sobre todo en la interactuación de los protagónicos (Jean-Louis Trintignant, Anouk Aimée) con los niños.

La película cambia de color de escena en escena: del blanco y negro, al color y al sepia, dotando de significados sutiles y sentimentales a cada fragmento del relato, resultando este artificio en una eficaz herramienta de comentario de la narración. Narración que salta al pasado y regresa, y que por momentos, se arma como un videoclip, aprovechando técnicas televisivas o documentales, para que el romance avance grácilmente hasta su final.

Párrafo aparte merece el iletrado conductor de esta pequeña historia: la magnífica música de Francis Lai, convertida ya en un soundtrack clásico y que en muchas secciones de la película toma un protagonismo inusual como en el caso de la Samba Saravan.

Ganadora de la Palma de Cannes y el Oscar a Película Extranjera en el 66, es una película que no defrauda y deja un halo de buena vibra, siempre. Y eso es lo más importante. Como para salir a pasear después de verla.

Un homme et une femme. Ficción 102 min. - Francia, 1966 - Dir. Claude Lelouch

4 Comments:

Blogger Rebk said...

yo solo quiero la canción....

17.6.06  
Blogger Autistatonta said...

suena interesante, una historia corta y sencilla, las que mas cautivan.

Cuando Harry encontró a Sally?... tngo que verla!

Requiem y trainspotting?... me kedo con trainspotting...

:)

17.6.06  
Blogger Zuriñe Vázquez said...

David, he llegado a este blog por medio de Óscar Pita y yo tengo un blog de cine en el que coloco textos de diferente gente. Me gusta como te desenvuelves. Te importa que pase este texto, por ejemplo, a mi blog. Con tu firma por supuesto.
www.mosaicoss.blogspot.com es el lugar.
Saludos

22.6.06  
Blogger Rebk said...

el otro dia estuve viendo un capitulo de friend's y estavan viendo esa pela alucina! stonazo...

13.7.06  

Publicar un comentario

<< Home