1.15.2007

Los riesgos de crecer

La vida es alienante. A veces uno tiene que decidir entre lo que quiere y lo que tiene que hacer. A veces uno tiene que luchar contra la corriente. A veces uno tiene que buscar un motivo porque vivirse.

Uno ve pasar el tiempo donde soñaba con ser alguien, y cuando ve el espejo descubre que hay otra persona, una que no era quien se esperaba encontrar cuando tenia 15, 20 o 30 años. Gastón Fernández no se puede reconocer, ni reconocer a sus amigos. No tiene nada de que sostenerse, es un extraño en su propio mundo.

Esta, la primera película de Alberto Fuguet es una cinta nerviosa, elíptica, comtemplativa por momentos; donde el director no decide por un sólo apunte, un sólo registro o ritmo: juega con encuadres oblicuos donde la conversación se comprime con los personajes, donde se siente incomodos o se distiende en plano secuencia, permitiendo que los personajes se explayen en sus pensamientos; es decir la cinta duda, como duda Gastón (Luciano Cruz Coke), el protagonista. Salta del espacio de ficción a su realidad: del corto Las Hormigas Asesinas a los días de Gastón, delineando sus estados mentales. La cinta quiere huir como Gastón, que está al filo del encuadre añorando un tiempo que le fue más comodo, pero como el metraje de la película sabe que no podrá retroceder y que si no se acomoda no habrá final feliz, que no lo hay, solo un espacio abierto para construir, como los departamentos vacíos que vende Gastón para vivir. Fuguet reflexiona, en cierto metacine, donde al final, Gastón es la película, no sólo un personaje.

Se Arrienda no es una gran cinta. Es un buen comienzo. Es una película pequeña que por momento se puede volver entrañable y recordable si se ve en el momento justo. Es una película discreta, que tiene un gran valor: es honesta. Eso se agradece.

Se Arrienda. Ficción 109 min. - Chile, 2005 - Dir. Alberto Fuguet

Etiquetas: ,

2 Comments:

Blogger Oscar Pita-Grandi said...

Yo creo que SE ARRIENDA pocas veces se alejaba de las fórmulas literarias: las elipsis que tú mencionas, la presentación de los personajes en conjunto y en aislado sólo los protagonistas, el manejo de la temporalidad, etc (aunque también, pero después, éstas también se volvieron fórmulas del cine). Y quizás por ello y por ser su primer largo es que se percibe cierto engolocinamiento con lo visual (cosa que no marcha mal, pero no resulta muy natural) y así poder zambullirse, si cabe el término, en la piscina de lo audio-visual sin salirse de lo literario. Sí, una película discreta y honesta por la apuesta en los particulares planteamientos de Fuguet, muy propios de su narrativa orientada al mundo de los jóvenes y por ende, a lo rebelde.

24.1.07  
Anonymous daniela said...

no se si alguien se fijo pero en la escena de la fiesta de Julian sale nicolas lopez!!

26.1.07  

Publicar un comentario

<< Home