10.30.2005

Bob & Charlotte

Ella está buscando, él ya se cansó de buscar. Los dos están perdidos. La conexión se hace en cualquier sitio: un ascensor, la mesa del bar, en el fondo de un whisky. De ahí, de ahí puede pasar cualquier cosa, ya no importa, ya no estarán perdidos nunca más.

Lost in Translation es una busqueda, una suerte de viaje iniciatico en medio de una ciudad incomprensible, en medio de tecnologías apabullantes, neones erráticos, silencios milenarios y una enorme estructura de cemento que se aprecia desde una ventana: Tokyo, que no es Tokyo, Tokyo es la escusa. La incomunicación, la duda y la busqueda están en cualquier lugar, sólo que allí es evidente y pausible, ese es el aporte de la ciudad.

Bill Murray compone una personaje entrañable con los gestos exactos y los silencios justos. Una especie de Bogart postmoderno. Lo acompaña una sorprendente Johansson que antes que dejar brillar su innegable belleza, prefiere componer una compleja niña perdida en el bosque (de sus decisiones): Ha estudiado filosofía, pero compra productos de autoayuda; está casada no sabe porqué. Estos personajes con sus relaciones y sus diálogos se van haciendo entrañables y reales a medida que pasan los minutos de la historia.

La simetría de los encuadres que recuerdan los viejos grabados japoneses y grafican el equilibrio buscado potencian las sensaciones de la película que se nota la directora, Sofía Coppola, ha interiorizado, vivido posiblemente, y mostrado de la manera más auténtica posible. Una película sobre desencuentros que uno no debe dejar de encontrar.

Ah! El final es de antología, va para mis escenas favoritas (hey you!).

Lost in Translation. Ficción 102 min. - EEUU / Japón, 2003 - Dir. Sofía Coppola

5 Comments:

Blogger Xavier Poicón said...

la mejor frase de la pelicula es la q nadie logra escuchar. salud bob harris!

1.11.05  
Blogger why said...

Te lo dije... que tal???

Es una de mis mejores pelis
todo, toda.

y el soundtrack .... goodddd...

2.11.05  
Blogger Oscar Pita-Grandi said...

Es como lo dices: una película de desencuentros que apela bastante a las negaciones desde un punto de vista moderno, urbano. Como dice el post de WHY, la música de la película es perfecta para la atmósfera y para mí, que, como sabes, es una de mis corrientes favoritas. Es más, yo llegué a la película luego de oír el soundtruck. Tuve la certeza de que con aquella música, era casi imposible que el film fuera malo, y no me equivoqué. Nos vemos.

3.11.05  
Blogger el carlitos texmex said...

eL SOund track de la pelicula la encuentran en quilca facilmente. Sin dudas es un logro de Kevin Shields (ojo; EX-My Bloddy VALENTINE, para los ipnorantes)
Mas de eso aqui :
http://tumis.blogspot.com/2005_09_01_tumis_archive.html
Un abrazo.

11.11.05  
Blogger ultraist transmogrifier said...

La vi tres veces en una semana. Me han dado ganas de verla de nuevo.

23.11.05  

Publicar un comentario

<< Home